El impuesto al sol ya no da miedo a las empresas. Innover da fe.

 

Parece que el impuesto al sol no da miedo a las grandes compañías, que siguen apostando claramente por instalar paneles solares en las cubiertas de sus naves. Quizás no conseguirán generar el 100% de la energía que consumen, pero pueden rebajar la factura eléctrica en una cantidad importante. Los ejemplos recientes son claros. La multinacional sueca Ikea ha instalado en su centro de Alarcón 100 kW de potencia con paneles solares. Con esta instalación podrá cubrir un tercio del consumo de la tienda, pero además ahorrará las emisiones de CO2. La apuesta de la multinacional es clara. Ya tiene paneles solares en las tiendas de Sevilla, Málaga y Jerez, y en el centro de distribución de Tarragona. En total son más de 25.000 paneles solares que permiten generar un 19% de la energía total consumida, y en las cuales ha invertido 15 millones de euros. Pero el objetivo es mas ambiciosos, según el director general de Ikea, Tolga Oncu. Se tendría que llegar al 100%, ya conseguido en otros países, como Canadá o Polonia.
Pero el caso de la compañía sueca no es único. La multinacional japonesa DENSO BARCELONA acaba de inaugurar en su fábrica de Sant Fruitós de Bages (Barcelona) una instalación para autoconsumo energético. Son un millar de paneles solares fotovoltaicos que permiten ahorrar un consumo de la red de 400.000 kWh de energía anuales y neutralizan la emisión de 100 Toneladas de CO2. DENSO, que es una empresa fabricante de componentes de la automoción, ha optado por un sistema fotovoltaico de la modalidad inyección 0-que significa que no se vierte la energía excedentaria de la red de distribución-, con una potencia instalada de 252 kW, gracias a los mil paneles solares fotovoltaicos de 260 watios cada uno. La instalación ha sido diseñada y implementada por la empresa catalana de ingeniería INNOVER.
Además de las empresas, las instalaciones para autoconsumo energético se empiezan a imponer en otros ámbitos. El Ayuntamiento de Barcelona ha instalado un sistema de autoconsumo fotovoltaico en los jardines de Safo. El sistema ha sido desarrollado por Sud renovables, Victron Energy y Krannich Solar. También la iglesia sigue el autoconsumo energético. El monasterio de Poblet fue pionero con la instalación de paneles solares para la calefacción i agua caliente. I el año pasado la Abadia de Montserrat optó por la biomasa forestal y para calentar las edificaciones. El último es el monasterio de Vallbona de les Monges, donde se quiere poner en marcha un sistema de energía geotérmica para la calefacción y agua caliente.
Otro ejemplo es la feria de Barcelona. El recinto de Gran Vía, con una gran superficie de cubierta en sus pabellones, tiene 135.000 metros cuadrados de paneles solares fotovoltaicos que generan 4.4 GWh de electricidad al año y evitan la emisión de de 2.047 toneladas de CO2 a la atmosfera. También Nissan fue pionera con la instalación en la planta de la Zona Franca de 3.000 metros cuadrados de paneles para generar 308.000 kWh anuales y ahorrar 110 toneladas de emisiones de CO2.
INNOVER especialistas en autoconsumo energético.
FUENTE: Periódico Ara